Posts filed under ‘Willem Frederik Hermans’

El cuarto oscuro de Damocles

De donkere kamer van Damokles (W.F.Hermans)De donkere kamer van Damokles
El cuarto oscuro de Damocles
Willem Frederik Hermans
Editorial G.A. van Oorschot © 1958

***

El cuarto oscuro de Damocles es un libro que habla sobre los límites de la percepción y la imposibilidad de definir la realidad, dos de los grandes temas de la obra de Willem Frederik Hermans.

Los eventos que dan cuerpo al relato tienen lugar entre 1940 y 1945, los años que duró la ocupación nazi de Holanda, aunque los primeros capítulos nos llevan más atrás, hasta la infancia del protagonista.

Henri Osewoudt es un estanquero lampiño y con voz de pito que lleva una vida vulgar al margen de las intrigas bélicas que asolan Europa. Un día recibe la visita de Dorbeck, un misterioso personaje activo en la resistencia que necesita urgentemente a alguien que se pueda encargar del revelado de un carrete con material supuestamente comprometedor para los intereses nazis. A partir de ese momento, Osewoudt entra en un mundo de espejos falsos y mentiras, un laberinto en el que nadie se puede fiar de nadie y donde la traición espera detrás de cada esquina. La ingenuidad del estanquero metido a héroe de la resistencia, así como su voluntad de cumplir a rajatabla las órdenes de Dorbeck, le sitúan en una posición complicada. Todos desconfían de Osewoudt: no sólo los nazis y la resistencia, sino los propios miembros de su familia, o lo que queda de ella. ¿Dónde está la línea que separa la percepción de la realidad? El gran logro de esta novela, cuyo título hace referencia a una escena en la que Osewoudt espera el revelado de una foto de Dorbeck que podría suponer su exculpación o su sentencia, es que el lector llegará a dudar de la realidad tanto como los propios personajes.

El cuarto oscuro de Damocles fue aclamada recientemente por Milan Kundera, que se preguntaba en una entrevista concedida al diario Le Monde cómo era posible que no conociera este libro.

Willem Frederik Hermans era un adolescente de Amsterdam cuando estalló la Segunda Guerra Mundial, un período que le marcó para el resto de su vida. Su hermana mayor y su primo se suicidaron poco después de la invasión alemana. La confusión moral propia de los tiempos de guerra constituye un escenario perfecto para el desarrollo de las novelas nihilistas de Hermans.

El cuarto oscuro de Damocles ha sido traducida al inglés, francés, griego, alemán, polaco, finlandés, noruego, sueco y danés, entre otros idiomas. En Holanda lleva 39 ediciones, la última en 2006, lo cual supone casi una edición al año desde su aparición en 1958. Son datos que hablan de la categoría indiscutible de clásico de esta obra.

En castellano sigue sin haber traducciones de Willem Frederik Hermans, un autor esencial de la literatura europea del siglo XX que a menudo ha sido comparado con Kafka y Céline.

Actualización: A todo esto, ya hay en el mercado español dos traducciones de Willem Frederik Hermans. Tusquets publicó El cuarto oscuro de Damocles en 2009 y No dormir nunca más (Nooit meer slapen) en 2010, ambas en la traducción de Catalina Ginard.

Gonzalo Fernández

09-03-2008 at 15:50 1 comentario

El mecanismo de la felicidad

I do not know what I may appear to the world, but to myself I seem to have been only like a boy playing on the sea-shore, and diverting myself in now and then finding a smoother pebble or a prettier shell than ordinary, whilst the great ocean of truth lay all undiscovered before me.
Isaac Newton

Esta es la cita que eligió Willem Frederik Hermans para abrir Nooit meer slapen, una de sus novelas más aplaudidas. Sobre este título volveré en el futuro próximo, porque tiene mucha miga desde el punto de vista de un traductor. Por ahora sólo quería concentrarme en la cita de Isaac Newton.

A mí me ha recordado a un artículo de Ortega y Gasset titulado Teoría de la felicidad. Ortega y Gasset explica que la felicidad que sentimos es directamente proporcional a la cantidad de tiempo que pasamos ocupados en actividades que absorben completamente nuestra atención. Isaac Newton, al mirar atrás y reflexionar sobre su vida, se ve a sí mismo como un niño pequeño que ha pasado su tiempo jugando en la playa. Si admitimos como cierta la teoría de Ortega y Gasset, debemos concluir que un niño jugando representa el paradigma de la felicidad. Nadie tan ensimismado en sus actividades como un niño en sus juegos.

Pero lo más interesante de esta cita, en mi opinión, es la utilización del mar como imagen de todas las cosas que no están al alcance del conocimiento humano. La felicidad de Newton no es exclusivamente el resultado de sus actividades lúdicas. Su felicidad implica además aceptar la imposibilidad de conocer la verdad. Newton observa el mar con fascinación, pero no deja que su inmensidad le obsesione ni le distraiga. Esta es, al menos, la interpretación que yo hago.

Mi traducción de la cita sería la siguiente:

No sé qué imagen tendrá el mundo de mí, pero yo, al mirar atrás, me veo como un niño jugando en la playa, entreteníendome en encontrar de vez en cuando una piedra más pulida o una concha más bonita de lo normal, mientras el gran océano de la verdad permanece insondable ante mí.
Isaac Newton

Habrá quien opine que Newton no dice “al mirar atrás”. Sin embargo, la expresión que utiliza, “I seem to have been”, indica que estamos ante una reflexión hecha al final de su vida. Las traducciones excesivamente literales nunca suenan bien. Se trata de capturar la esencia y, sin perder nada del contenido original (o perdiendo lo mínimo posible), conseguir que suene bien en el idioma de destino. Por eso también he optado por traducir “sea-shore” como “playa”. Una traducción más literal diría “un niño jugando en la costa (marítima)”. Pero eso en castellano no invoca la imagen que quiere utilizar Newton. En nuestro idioma todo el mundo hablaría de “un niño jugando en la playa”.

03-04-2007 at 10:55

Algunas citas de Willem Frederik Hermans

“Quien habla en un idioma distinto a su lengua materna se queda inevitablemente atrás. ¿Por qué se ganaron los pueblos colonizados, como los negros, indios y demás, la reputación de ser tan ingenuos? Porque se vieron obligados a hablar a sus patrones en idiomas que no conocían bien.”
“Wie een taal spreekt die zijn moedertaal niet is, die wordt naar beneden gedrukt, onherroepelijk. Waarom hebben gekoloniseerde volkeren zoals negers, indianen, enz. de reputatie gekregen dat ze zo kinderlijk zijn? Omdat zij gedwongen waren tegen hun meesters talen te spreken die zij niet goed kenden.”

Extraída de: Nooit Meer Slapen (1966)

“Yo creo que la gente sólo es optimista por falta de atención.”
“Ik geloof, dat de mensen alleen uit onoplettendheid optimist zijn.”
Encontrada en
www.citaten.net

“Para quien sabe que un día debe morir, no puede existir una moral absoluta; para él, la bondad y la caridad no son más que disfraces del miedo.
¿Por qué debería comportarme moralmente si de todas formas estoy condenado a muerte?”

“Voor wie weet dat hij eenmaal sterven moet, kan er geen absolute moraal bestaan; voor hem zijn goedheid en barmhartigheid niets dan vermommingen van de angst. Waarom zal ik mij moreel gedragen, als ik toch in elk geval de doodstraf krijg.”
Extraída de: De Donkere Kamer van Damokles (1958)

“Todo lo que no sea ley de la naturaleza, es dogma.”
“Alles wat geen natuurwet is, is dogma.”
Encontrada en
www.citaten.net

“La ciencia es la lucha titánica del intelecto humano por romper su aislamiento cósmico a base de comprender.”
“Wetenschap is de titanische poging van het menselijk intellect zich uit zijn kosmische isolement te verlossen door te begrijpen.”
Extraída de: Nooit meer slapen (1966)

10-03-2007 at 13:37

Milan Kundera elogia a Willem Frederik Hermans

Willem Frederik Hermans“¿Cómo es posible que no conociera esta novela?”, escribe Milan Kundera hoy en Le Monde. Se refiere a De donkere kamer van Damokles (El cuarto oscuro de Damocles), de Willem Frederik Hermans (en la foto). “Me acerqué al libro un poco intimidé par sa longueur, pero después lo leí en un suspiro. Esta novela es un thriller, una larga cadena de sucesos y la tensión no disminuye en ningún momento…”

Willem Frederik Hermans sigue siendo un gran desconocido en España, donde los editores continúan ignorando, inexplicablemente, a uno de los mejores escritores europeos del siglo XX. El cuarto oscuro de Damocles (1958), la novela a la que hace referencia Milan Kundera, ofrece una perspectiva desconocida sobre la Segunda Guerra Mundial y afronta desde la ambigüedad la cuestión moral suprema: el bien y el mal.

Willem Frederik Hermans ha sido comparado en muchas ocasiones con Franz Kafka. Probablemente porque, al igual que sucede con el gran escritor checo, los libros de Hermans ponen de manifiesto el absurdo de la existencia sin mencionarlo de forma explícita.

15-02-2007 at 13:36

Un relojero meticuloso

Tuvo que haber un tiempo primitivísimo, hace millones de años, en el que el hombre, poco más civilizado que el chimpancé, no supiera contar.

Resulta casi imposible imaginar cómo habrá sido la vida interior del primer homo sapiens cuyo cerebro alcanzara un primigenio estadio de pensamiento racional.

Por la noche recordaría aquello que había hecho por la mañana, y se daría cuenta de que unas cosas habían ocurrido antes que otras. Pero cuánto tiempo había pasado exactamente era algo que no podía saber. Es más, ni siquiera podía plantearse esa cuestión.

Ante la pregunta ‘¿cuánto?’, respondería en el mejor de los casos ‘mucho’. O ‘poco’. Muchas generaciones más tarde, todavía no sería capaz de contar más allá de cinco.

Willem Frederik Hermans, Un relojero meticuloso (Een heilige van de horlogerie)
Editorial: De Bezige Bij © 1987 Willem Frederik Hermans

Pincha aquí para descargar el fragmento completo en formato PDF.

Constantino, el protagonista de esta novela, completa sus estudios en filosofía con una brillante tesis sobre el tiempo, pero no consigue encontrar trabajo como pensador. Su tío, relojero, le contrata para dar cuerda a los 1.473 relojes de un palacio deshabitado con cerca de 300 salones. Igual que Spinoza se ganaba la vida puliendo lentes para gafas, Constantino disfruta del sencillo trabajo que le han asignado. Entonces aparece en escena una femme fatale, una doble de la actriz Louise Brooks. Willem Frederik Hermans hurga de forma sutil y divertida en el absurdo de la existencia con esta pequeña obra maestra de la narrativa europea.

29-09-2006 at 22:29

Au Pair

Cuando los holandeses necesitan algo que su propia tierra no les proporciona, su primera reacción no es intentar producirlo ellos mismos, sino ir a buscarlo al extranjero.

Willem Frederik Hermans, Au Pair
Editorial: De Bezige Bij © 1989 Willem Frederik Hermans

Pincha aquí para descargar el fragmento completo en formato PDF.

Paulina, una chica holandesa de 19 años, quiere estudiar francés e historia del arte en París. Para financiar su aventura, decide trabajar como au pair. Después de pasar unos días en casa de una extraña familia de abogados donde recibe un trato absurdo, encuentra una casa de amantes del arte con mucho dinero. Allí recibe todo tipo de miramientos y regalos, pero ella empieza pronto a sentirse incómoda. No entiende para qué necesitan sus servicios en una casa donde ni siquiera hay niños y nunca parece haber tareas para ella. Au Pair es un trabajo tardío de Willem Frederik Hermans (1989) que justifica la opinión de los muchos que le sitúan a la altura de Kafka.

19-07-2006 at 10:12

Comienzan a publicarse las obras completas de Willem Frederik Hermans

El próximo mes de noviembre comienzan a publicarse las obras completas de Willem Frederik Hermans, bajo el auspicio del Willem Frederik Hermans Instituut.

Willem Frederik Hermans (1921-1995) es sin duda uno de los escritores más grandes que ha dado Holanda al mundo. El proyecto se prolongará hasta 2017, lo cual nos da una idea de lo vasto que es su legado. Desgraciadamente, en España todavía no se ha decidido nadie a publicar los trabajos de un autor que muchos sitúan a la altura de Kafka y Céline.

Willem Frederik Hermans escribió novelas, relatos, poesía, teatro, guiones y ensayos. También desarrolló una inestimable labor como fotógrafo, una de sus grandes pasiones.

28-10-2005 at 21:17

Entradas antiguas


Subvenciones para editores