Posts filed under ‘Holanda’

Sólo la muerte nos hace sentir vivos

De Nederlandse maagdDe Nederlandse maagd
(La virgen holandesa)
Marente de Moor
Editorial Querido ©2010

Gran parte de esta historia transcurre en una sala de esgrima. De la pared, cual espadas de Damocles, cuelgan dos “parisinas”. Su presencia constituye una amenaza permanente en la nueva novela de Marente de Moor, De Nederlandse maagd (La virgen holandesa), como el fusil de una obra de Chéjov que aparece en el primer acto y no dispara hasta el último.

Marente de Moor (1972) estudió lenguas eslavas, vivió un tiempo en San Petersburgo y es especialista en literatura rusa. Su debut (De overtreder, 2007) giraba en torno a los inmigrantes ilegales procedentes de Rusia llegados a Amsterdam tras la caída del muro de Berlín y tenía como tema central el alma de los rusos —según dicen ellos mismos distinta a la del resto de los seres humanos—. Un militar de rango medio, presa de la nostalgia por las emociones fuertes que proporcionaba la vida en su patria, se lanza por todo Holanda a la búsqueda de un soldado que desertó estando a su cargo.  Bajo este propósito se oculta en realidad la necesidad de buscarse a sí mismo. En concreto, al hombre de piel gruesa que fue en el pasado.

En La virgen holandesa, una esgrimista de dieciocho años, Janna, hace un viaje de Maastricht (Holanda) a Aquisgrán (Alemania) que cambiará su vida para siempre. Y no por la impresión que causa en ella la lectura de Guerra y paz, sino por los desbarajustes emocionales que sufre al enamorarse de un hombre que bien podría haber figurado en el clásico de Tolstói. Egon von Bötticher, un alemán veinticinco años mayor que Janna, participó en la Primera Guerra Mundial como húsar y volvió a casa mutilado. Ahora da clases de esgrima en su mansión de Aquisgrán y organiza duelos ilegales de Mensur en los que participan jóvenes miembros de las SS con el vago propósito de hacerse una cicatriz en la frente.

A ese mundo de hombres llega Janna, la virgen holandesa, para mejorar su técnica de esgrima. Durante la Primera Guerra Mundial, su padre, un médico de la Cruz Roja, salvó la vida del maestro de esgrima alemán llevándolo medio muerto a Holanda, territorio neutral durante la contienda. Janna descubrirá enseguida que el húsar mutilado no está precisamente agradecido a su padre. Entre los dos hombres, según se irá viendo, hay un gran secreto y muchas sombras. Janna intenta resolver el misterio, y en el proceso se deja la inocencia. Pero mucho más grave que perder la virginidad en la campiña alemana es el descubrimiento de que, en la jerigonza de los jovencitos alemanes, virginidad equivale a neutralidad, que para ellos viene a ser lo mismo que cobardía. Cuando hablan de “la virgen holandesa” no se refieren a Janna, sino a su pusilánime y apocada madre patria. Marente de Moor se vale aquí de un motivo, la mujer como figura alegórica y personificación de una ciudad o un país, cuyo origen se remonta a la Grecia clásica.

Janna idolatra a la campeona olímpica de esgrima Helene Mayer, una atleta que en principio no podía participar en los Juegos Olímpicos de 1936 por ser medio judía. Al final, Hitler la utilizó ante el Comité Olímpico Internacional como prueba de buena fe. Thomas Mann la instó a boicotear los Juegos, pero ella decidió participar, a pesar de tener que someterse a la humillación de hacer el preceptivo saludo hitleriano. Mayer figura en la novela a modo de ensoñación, como una sombra de Janna con la que ésta disputa su mejor combate de esgrima. No en vano, la esgrima es sobre todo, según le enseñará su maestro, una lucha con uno mismo.

Von Bötticher volvió de la guerra mutilado no sólo física, sino también mentalmente, aquejado de una neurosis que lo lleva a buscar el orden y la simetría en su entorno de forma permanente. No obstante, el tiempo le permitirá curar esta obsesión compulsiva. Además de Janna, también tiene como alumnos de esgrima a los hijos de su antigua amante, una pareja de gemelos a los que quiere convertir en los mejores esgrimistas que hayan pasado nunca por su escuela. «Dos luchadores idénticos pero entrenados de forma distinta. El contrincante se verá desconcertado y no sabrá a cuál de ellos se enfrenta.» A Janna le parece un plan absurdo. Los esgrimistas se baten con la cara protegida por una máscara y es imposible distinguir a uno de otro. Poco a poco, Von Bötticher parece darle la razón. Durante una discusión acerca de Hitler afirma lo siguiente: «Eso del nacionalsocialismo es un experimento sin ningún sentido, y no tardarán en darse cuenta. Es una locura aspirar a la uniformidad y la simetría, sin tener en cuenta las diferencias.»

Sin embargo, el antiguo húsar anhela el “orden” que establece la guerra, especialmente las emociones que desata: «La pasión por crecer, y si fuera necesario, morir. Porque sólo gracias a la muerte nos sentimos vivos.»

Hay muchos elementos de esta novela que recuerdan a El cuarto oscuro de Damocles de Willem Frederik Hermans: los dobles, la lucha del ser humano contra su propia sombra, la colaboración con los nazis y la constatación de que la realidad es insondable. Por lo demás, la amenazante atmósfera, los dilemas morales y la ebullición de pasiones mantienen la tensión hasta que cae la espada de Damocles para acabar con el elenco de sombras.

Gonzalo Fernández
www.gonzalofernandez.es


Anuncios

06-09-2010 at 14:55 Deja un comentario

Nueva Fundación para las Letras Neerlandesas

Según un comunicado oficial emitido hoy, la Fundación para las Letras y la Fundación para la Promoción y Traducción de Literatura Neerlandesa constituyen desde el 1 de enero de 2010 una única entidad jurídica. La nueva fundación, el Nederlands Letterenfonds (Fundación para las Letras Neerlandesas) continuará con renovadas energías las labores de apoyo a escritores y traductores y promoción de la literatura neerlandesa en el mundo que venían realizando las dos entidades fusionadas. Gracias al apoyo del Ministerio de Cultura holandés, la nueva fundación verá reforzadas sus políticas relativas a traducciones internacionales, obras de no-ficción de calidad y nuevos desarrollos en la literatura y el sector literario.

Ambas instituciones están trabajando ya a pleno rendimiento para unificar criterios, crear una nueva imagen corporativa común y realizar el traslado a la nueva sede. Próximamente se hará pública la nueva dirección postal de la entidad surgida de la fusión. Hasta ese momento, ambas institucionoes conservan sus direcciones conocidas.

05-01-2010 at 17:31

El cuarto oscuro de Damocles

De donkere kamer van Damokles (W.F.Hermans)De donkere kamer van Damokles
El cuarto oscuro de Damocles
Willem Frederik Hermans
Editorial G.A. van Oorschot © 1958

***

El cuarto oscuro de Damocles es un libro que habla sobre los límites de la percepción y la imposibilidad de definir la realidad, dos de los grandes temas de la obra de Willem Frederik Hermans.

Los eventos que dan cuerpo al relato tienen lugar entre 1940 y 1945, los años que duró la ocupación nazi de Holanda, aunque los primeros capítulos nos llevan más atrás, hasta la infancia del protagonista.

Henri Osewoudt es un estanquero lampiño y con voz de pito que lleva una vida vulgar al margen de las intrigas bélicas que asolan Europa. Un día recibe la visita de Dorbeck, un misterioso personaje activo en la resistencia que necesita urgentemente a alguien que se pueda encargar del revelado de un carrete con material supuestamente comprometedor para los intereses nazis. A partir de ese momento, Osewoudt entra en un mundo de espejos falsos y mentiras, un laberinto en el que nadie se puede fiar de nadie y donde la traición espera detrás de cada esquina. La ingenuidad del estanquero metido a héroe de la resistencia, así como su voluntad de cumplir a rajatabla las órdenes de Dorbeck, le sitúan en una posición complicada. Todos desconfían de Osewoudt: no sólo los nazis y la resistencia, sino los propios miembros de su familia, o lo que queda de ella. ¿Dónde está la línea que separa la percepción de la realidad? El gran logro de esta novela, cuyo título hace referencia a una escena en la que Osewoudt espera el revelado de una foto de Dorbeck que podría suponer su exculpación o su sentencia, es que el lector llegará a dudar de la realidad tanto como los propios personajes.

El cuarto oscuro de Damocles fue aclamada recientemente por Milan Kundera, que se preguntaba en una entrevista concedida al diario Le Monde cómo era posible que no conociera este libro.

Willem Frederik Hermans era un adolescente de Amsterdam cuando estalló la Segunda Guerra Mundial, un período que le marcó para el resto de su vida. Su hermana mayor y su primo se suicidaron poco después de la invasión alemana. La confusión moral propia de los tiempos de guerra constituye un escenario perfecto para el desarrollo de las novelas nihilistas de Hermans.

El cuarto oscuro de Damocles ha sido traducida al inglés, francés, griego, alemán, polaco, finlandés, noruego, sueco y danés, entre otros idiomas. En Holanda lleva 39 ediciones, la última en 2006, lo cual supone casi una edición al año desde su aparición en 1958. Son datos que hablan de la categoría indiscutible de clásico de esta obra.

En castellano sigue sin haber traducciones de Willem Frederik Hermans, un autor esencial de la literatura europea del siglo XX que a menudo ha sido comparado con Kafka y Céline.

Actualización: A todo esto, ya hay en el mercado español dos traducciones de Willem Frederik Hermans. Tusquets publicó El cuarto oscuro de Damocles en 2009 y No dormir nunca más (Nooit meer slapen) en 2010, ambas en la traducción de Catalina Ginard.

Gonzalo Fernández

09-03-2008 at 15:50 1 comentario

Dimitri Verhulst gana el Inktaap 2008

Dimitri Verhulst

Dimitri Verhulst recibió el pasado martes 4 de marzo el premio literario Inktaap (El Mono de la Tinta, nombre que hace referencia a El libro de los seres imaginarios de José Luis Borges).

Este premio fue concebido para confrontar a los lectores neerlandófonos más jóvenes con las tres novelas ganadoras de los premios literarios más importantes en lengua neerlandesa: el Libris, el AKO y el Gouden Uil (El búho de oro). De los 2.000 estudiantes participantes, procedentes de 160 colegios, más de 1.300 votaron a Verhulst.

Dimitri Verhulst había sido nominado por su novela De helaasheid der dingen, un título que incluye una palabra inventada y que no se deja traducir fácilmente (literalmente: La lamentabilidad de las cosas). Este libro, cuya primera edición vio la luz en 2006, ya ha aparecido en inglés (The misfortunates), en italiano (Il purtroppo delle cose) y en alemán (Die Beschissenheit der Dinge).

De helaasheid der dingen había ganado el Búho de oro de los lectores en 2007. Dimitri Verhulst (1972) disfruta de gran prestigio entre la crítica y los lectores, tanto jóvenes como adultos. Un escritor que sin duda seguirá dando que hablar durante muchos años.

Los otros dos nominados al Inktaap 2008 eran Arnon Grunberg (Tirza) y Hans Münstermann (De bekoring).

08-03-2008 at 14:17

El país de las paradojas

Een continent in het kleinEen continent in het klein
Cultuurwijzer voor het moderne Spanje
Maarten Steenmeijer
Editorial Bert Bakker © 2007

***

Spain rocks. España es cool. España es moderna. El restaurante más exclusivo del mundo se encuentra en Cataluña. Las obras de Santiago Calatrava se convierten en atracciones turísticas antes incluso de ser concluidas. La sombra del viento se vende como pan caliente en librerías de los cinco continentes y La cena secreta de Javier Sierra se cuela en el top diez del New York Times, un hito jamás conseguido por ninguna novela española. Custo diseña trapos que lucen en perchas con nombres como Madonna o aparecen en series de televisión de repercusión universal como Sex and the City y Friends. Sí… tal y como publicó la prestigiosa revista Time a toda portada en 2004, Spain rocks. Pero España es también un país traumatizado, dividido y enfrentado. España es un país donde casi después de una década metidos en el siglo XXI hay heridas que siguen supurando y donde posiciones antagónicas heredadas de un pasado remoto parecen hoy más irreconciliables que nunca. España es una democracia donde el insulto es moneda de cambio habitual y el debate brilla por su ausencia, una democracia compuesta a base de retales, un país donde regionalistas fascistoides conviven con fanáticos de la unidad territorial, comunistas recalcitrantes y republicanos que queman públicamente fotografías del monarca.

El profesor Steenmeijer bosqueja con maestría las grandes paradojas de España en ciento noventa páginas que se dejan leer sin pausa, haciendo un repaso certero de más de dos mil años de historia y utilizando con gran conocimiento de causa decenas de citas literarias y periodísticas para fundamentar sus ideas. El texto está dividido en cuatro partes bien diferenciadas en las que a menudo se sacrifica el orden cronológico en favor de la claridad del discurso. A fin de cuentas, tal y como indica el subtítulo del trabajo, se trata de una Guía cultural de la España moderna y no de un libro de historia. En la primera parte el autor pone directamente el dedo en la llaga y se echa al ruedo en busca de la identidad de los españoles o de lo español, entrando de lleno en los problemas regionales, la cuestión catalana y el drama vasco. En la segunda y tercera parte hace un recorrido por la historia de la península desde los romanos hasta la Transición, el golpe de Estado, el debate sobre la OTAN, la movida, el año 92, el ascenso de Aznar, el 11-M y Zapatero, derribando muchos mitos por el camino, arramblando con cierto tabúes y poniendo los hechos en una perspectiva que sólo puede ofrecer quien observa desde fuera. En esta parte, que constituye la espina dorsal del libro, queda sobre todo claro cuál es la raíz histórica de las dos Españas y, finalmente, cuál es el trauma provocado por un proceso de transición hacia la democracia durante el que todo lo relacionado con la guerra y las atrocidades de la dictadura fue silenciado de manera consciente por ambos bandos con la coartada de no entorpecer el cambio de sistema político. Por último, la cuarta parte comienza explicando con gran precisión el efecto polarizador del debate sobre la memoria histórica que está teniendo lugar estos últimos años. Dado que ni la política ni las instituciones han sabido hasta hoy curar las heridas del pasado, han tenido que ser la literatura y el cine, ya terminada la década de los ochenta, los encargados de buscar respuestas. El autor nos ofrece una exquisita selección revisando de forma extensa y citando obras de Muñoz Molina, Aldecoa, Chirbes, Cercas, Almodóvar y otros. Esto, el hecho de que tengan que ser el cine y la literatura los encargados de ahuyentar determinados fantasmas, no deja de ser una paradoja más, pues como explica Javier Marías en una cita seleccionada con tino por Steenmeijer, no son los relatos de los testigos ni los tratados de historia quienes determinan la imagen que tenemos del pasado, sino las novelas y las películas. Es decir, la ficción. Y esto es algo difícil de digerir cuando se trata de tu propia familia y de tu propio país. Efectivamente, el cine y la literatura ayudan a paliar el dolor. Pero los españoles seguimos echando de menos una cura definitiva para los males endémicos de nuestra sociedad. Y esa cura sólo pasa por el diálogo y por realizar ciertas concesiones en ambos bandos, de forma que de una vez por todas podamos cicatrizar los traumas del pasado y volver a mirar hacia el futuro sin rencor ni resentimiento. Lo triste es que, en vista del panorama actual, queda relativamente poco espacio para el optimismo.

Si eres español y dominas el holandés, lee este libro. Te va a gustar. Si no eres español y te interesa España, su gente y su cultura, lee este libro. También te va a gustar.

Gonzalo Fernández

***

Esta reseña de cosecha propia aparece en el número de marzo de 2008 de la revista Foco, publicación trimestral de la Asociación de Profesores de Español en Holanda (Vereniging Docenten Spaans in Nederland).

29-02-2008 at 15:16 3 comentarios

Récord de venta de libros en holandés

En 2007 se vendieron en Holanda 45 millones de libros publicados en neerlandés, un récord histórico. Esto supone una media de aproximadamente 3 libros por persona. Esta estadística, elaborada por SCPNB y publicada hoy en distintos medios, se refiere exclusivamente a textos literarios (ficción, no ficción, poesía y literatura infantil y juvenil). Es decir, no se incluyen libros de texto o divulgativos.

Entre los 100 títulos más vendidos hay 58 libros escritos originalmente en neerlandés y 42 traducciones. Esta proporción contrasta notablemente con el mundo anglosajón, donde el porcentaje de traducciones editadas a duras penas pasa del 3,5% del total y no suele haber ningún libro escrito originalmente en un idioma distinto al inglés entre los libros más vendidos. En España el porcentaje de traducciones editadas está actualmente en un mero 28,2% de total, según los últimos datos disponibles.

18-02-2008 at 17:56 1 comentario

El boom de la novela gráfica llega a Holanda

Por primera vez en la historia, una novela gráfica ha sido nominada al prestigioso premio literario holandés Libris (www.librisliteratuurprijs.nl), dotado con 50.000 euros. Verder, de Marc Legendre, opta este año a un premio que siempre se ha entregado a libros sin viñetas ni ilustraciones de ningún tipo. El año pasado la novela ganadora fue Tirza, de Arnon Grunberg.

En Holanda nunca había sido nominado un cómic para un premio literario, pero en otros países ya es un fenómeno conocido. Y la cosa no siempre se queda en una simple nominación. En mayo del año pasado, el dibujante australiano Shaun Tan recibió un premio literario de 15.000 dólares australianos (más de 9.000 euros) por un libro en el que no había ni una sola palabra. The Arrival relata el viaje de un inmigrante a base de dibujos en blanco y negro con gran profusión de detalles.

Chris Ware, por su parte, ya había recibido en 2001 las 10.000 libras esterlinas del Guardian First Book Award por Jimmy Corrigan: the Smartest Kid on Earth, una epopeya sobre los infortunios de un pobre infeliz. Y Art Spiegelman obtuvo en 1992 el Pulitzer (10.000 dólares) por Maus: A Survivor’s Tale. La forma en que el dibujante describe la Alemania nazi fue calificada como muy difícil de etiquetar por los miembros del jurado, los críticos y los libreros. El problema es simple: una institución quiere dar un premio, pero el objeto de tal honor no encaja en ninguna de las categorías existentes. La solución también es sencilla. Al final, el premio otorgado a Spiegelman por su fábula de animales sobre el holocausto recibió la denominación de “special award”. Planeta-DeAgostini publicó en España en 2001 la obra completa, cuya primera parte ya había sido editada por Norma Editorial y Muchnik en 1989.

Durante los últimos cinco años, las editoriales holandesas se han ido interesando progresivamente por los cómics, o novelas gráficas, si se prefiere llamar así a estos trabajos. Sellos literarios tan prestigiosos como Atlas, Podium, Nijgh & Van Ditmar y Cargo empezaron publicando, al principio con gran precaución comercial, reediciones de clásicos de Will Eisner (Atlas) y trabajos nuevos que ya habían triunfado en el extranjero, como Persépolis, en el que Marjane Satrapi describe su juventud bajo el yugo del régimen fundamentalista islámico de Irán. Este último, por cierto, también ha sido publicado en España por Norma Editorial.

Poco a poco fueron apareciendo más cómics autobiográficos: Kraut, de Peter Pontiac (Podium), sobre su padre desaparecido, Chemogirl, de Marisa Acocella Marchetto (Cargo), sobre el cáncer de mama y Je geld of je leven (La bolsa o la vida), de Barbara Stok (Nijgh & Van Ditmar). Si a esto añadimos los fondos de catálogo cada vez más amplios de editoriales especializadas como Oog & Blik, De Harmonie y Xtra, no sería descabellado afirmar que, en Holanda, los cómics para adultos… se han hecho adultos. Ayer, sin ir más lejos, fue inaugurada la exposición Los cómics y el arte (Strip en kunst) en el museo Singer de Laren (cerca de Ámsterdam). Y las tiendas de libros especializadas en literatura, con el Selexyz de Ámsterdam a la cabeza, también aportan su grano de arena dedicando desde hace poco espacios exclusivos a los cómics “serios”. En definitiva, buenas noticias para los amantes del género.

La discusión sobre la importancia de acotar bien los significados de novela y novela gráfica o cómic literario es compleja. Es cierto que un cómic no se puede evaluar únicamente desde un punto de vista puramente literario, pues las viñetas aportan información visual de la que carece una novela convencional. Pero lo cierto es que los cómics para adultos parecen haberse hecho un hueco importante en aquella parte del mercado editorial tradicionalmente reservada a la literatura.

Otra prueba de ello es la moda reciente de publicar clásicos literarios en forma de cómic, sin eliminar ni una sola palabra del texto original. En el mundo anglosajón ya se ha hecho, por ejemplo, con las obras de teatro de Shakespeare. En Holanda el año pasado salió a la venta la versión gráfica de De Avonden (Las veladas) de Gerard Reve, probablemente la novela más influyente del siglo XX en el mundo neerlandófono. Dick Matena, el dibujante , también ha dado vida en forma de viñetas a otros dos clásicos neerlandeses: Kaas (Queso) de Willem Elsschot y Kort Amerikaans (título que hace referencia a un tipo de peinado) de Jan Wolkers. Los límites entre literatura y cómic se van difuminando poco a poco mientras los expertos en cada especialidad observan con expectación las reacciones del mercado. Y yo, que de pequeño leía indistintamente libros de Astérix o Enid Blyton, sólo puedo congratularme por ello.

Fuente: NRC Handelsblad (Boeken)

Mark Legendre (Verder)
Viñetas de Verder, la novela gráfica de Marc Legendre nominada para el premio literario Libris.
***

09-02-2008 at 21:56

Entradas antiguas


Subvenciones para editores