Posts filed under ‘Citas literarias’

El mecanismo de la felicidad

I do not know what I may appear to the world, but to myself I seem to have been only like a boy playing on the sea-shore, and diverting myself in now and then finding a smoother pebble or a prettier shell than ordinary, whilst the great ocean of truth lay all undiscovered before me.
Isaac Newton

Esta es la cita que eligió Willem Frederik Hermans para abrir Nooit meer slapen, una de sus novelas más aplaudidas. Sobre este título volveré en el futuro próximo, porque tiene mucha miga desde el punto de vista de un traductor. Por ahora sólo quería concentrarme en la cita de Isaac Newton.

A mí me ha recordado a un artículo de Ortega y Gasset titulado Teoría de la felicidad. Ortega y Gasset explica que la felicidad que sentimos es directamente proporcional a la cantidad de tiempo que pasamos ocupados en actividades que absorben completamente nuestra atención. Isaac Newton, al mirar atrás y reflexionar sobre su vida, se ve a sí mismo como un niño pequeño que ha pasado su tiempo jugando en la playa. Si admitimos como cierta la teoría de Ortega y Gasset, debemos concluir que un niño jugando representa el paradigma de la felicidad. Nadie tan ensimismado en sus actividades como un niño en sus juegos.

Pero lo más interesante de esta cita, en mi opinión, es la utilización del mar como imagen de todas las cosas que no están al alcance del conocimiento humano. La felicidad de Newton no es exclusivamente el resultado de sus actividades lúdicas. Su felicidad implica además aceptar la imposibilidad de conocer la verdad. Newton observa el mar con fascinación, pero no deja que su inmensidad le obsesione ni le distraiga. Esta es, al menos, la interpretación que yo hago.

Mi traducción de la cita sería la siguiente:

No sé qué imagen tendrá el mundo de mí, pero yo, al mirar atrás, me veo como un niño jugando en la playa, entreteníendome en encontrar de vez en cuando una piedra más pulida o una concha más bonita de lo normal, mientras el gran océano de la verdad permanece insondable ante mí.
Isaac Newton

Habrá quien opine que Newton no dice “al mirar atrás”. Sin embargo, la expresión que utiliza, “I seem to have been”, indica que estamos ante una reflexión hecha al final de su vida. Las traducciones excesivamente literales nunca suenan bien. Se trata de capturar la esencia y, sin perder nada del contenido original (o perdiendo lo mínimo posible), conseguir que suene bien en el idioma de destino. Por eso también he optado por traducir “sea-shore” como “playa”. Una traducción más literal diría “un niño jugando en la costa (marítima)”. Pero eso en castellano no invoca la imagen que quiere utilizar Newton. En nuestro idioma todo el mundo hablaría de “un niño jugando en la playa”.

03-04-2007 at 10:55

Algunas citas de Willem Frederik Hermans

“Quien habla en un idioma distinto a su lengua materna se queda inevitablemente atrás. ¿Por qué se ganaron los pueblos colonizados, como los negros, indios y demás, la reputación de ser tan ingenuos? Porque se vieron obligados a hablar a sus patrones en idiomas que no conocían bien.”
“Wie een taal spreekt die zijn moedertaal niet is, die wordt naar beneden gedrukt, onherroepelijk. Waarom hebben gekoloniseerde volkeren zoals negers, indianen, enz. de reputatie gekregen dat ze zo kinderlijk zijn? Omdat zij gedwongen waren tegen hun meesters talen te spreken die zij niet goed kenden.”

Extraída de: Nooit Meer Slapen (1966)

“Yo creo que la gente sólo es optimista por falta de atención.”
“Ik geloof, dat de mensen alleen uit onoplettendheid optimist zijn.”
Encontrada en
www.citaten.net

“Para quien sabe que un día debe morir, no puede existir una moral absoluta; para él, la bondad y la caridad no son más que disfraces del miedo.
¿Por qué debería comportarme moralmente si de todas formas estoy condenado a muerte?”

“Voor wie weet dat hij eenmaal sterven moet, kan er geen absolute moraal bestaan; voor hem zijn goedheid en barmhartigheid niets dan vermommingen van de angst. Waarom zal ik mij moreel gedragen, als ik toch in elk geval de doodstraf krijg.”
Extraída de: De Donkere Kamer van Damokles (1958)

“Todo lo que no sea ley de la naturaleza, es dogma.”
“Alles wat geen natuurwet is, is dogma.”
Encontrada en
www.citaten.net

“La ciencia es la lucha titánica del intelecto humano por romper su aislamiento cósmico a base de comprender.”
“Wetenschap is de titanische poging van het menselijk intellect zich uit zijn kosmische isolement te verlossen door te begrijpen.”
Extraída de: Nooit meer slapen (1966)

10-03-2007 at 13:37

Un relojero meticuloso

Tuvo que haber un tiempo primitivísimo, hace millones de años, en el que el hombre, poco más civilizado que el chimpancé, no supiera contar.

Resulta casi imposible imaginar cómo habrá sido la vida interior del primer homo sapiens cuyo cerebro alcanzara un primigenio estadio de pensamiento racional.

Por la noche recordaría aquello que había hecho por la mañana, y se daría cuenta de que unas cosas habían ocurrido antes que otras. Pero cuánto tiempo había pasado exactamente era algo que no podía saber. Es más, ni siquiera podía plantearse esa cuestión.

Ante la pregunta ‘¿cuánto?’, respondería en el mejor de los casos ‘mucho’. O ‘poco’. Muchas generaciones más tarde, todavía no sería capaz de contar más allá de cinco.

Willem Frederik Hermans, Un relojero meticuloso (Een heilige van de horlogerie)
Editorial: De Bezige Bij © 1987 Willem Frederik Hermans

Pincha aquí para descargar el fragmento completo en formato PDF.

Constantino, el protagonista de esta novela, completa sus estudios en filosofía con una brillante tesis sobre el tiempo, pero no consigue encontrar trabajo como pensador. Su tío, relojero, le contrata para dar cuerda a los 1.473 relojes de un palacio deshabitado con cerca de 300 salones. Igual que Spinoza se ganaba la vida puliendo lentes para gafas, Constantino disfruta del sencillo trabajo que le han asignado. Entonces aparece en escena una femme fatale, una doble de la actriz Louise Brooks. Willem Frederik Hermans hurga de forma sutil y divertida en el absurdo de la existencia con esta pequeña obra maestra de la narrativa europea.

29-09-2006 at 22:29

Algunas citas sobre la traducción

El lector ideal es un traductor. Es capaz de desmenuzar un texto, retirarle la piel, cortarlo hasta la médula, seguir cada arteria y cada vena y luego poner en pie a un nuevo ser viviente.
Alberto Manguel

Sin traducción habitaríamos provincias lindantes con el silencio.
George Steiner

Los escritores hacen la literatura nacional y los traductores hacen la literatura universal.
José Saramago

La traducción es una de las poquísimas actividades humanas donde lo imposible ocurre por principio.
Mariano Antolín Rato

11-08-2006 at 9:24

Au Pair

Cuando los holandeses necesitan algo que su propia tierra no les proporciona, su primera reacción no es intentar producirlo ellos mismos, sino ir a buscarlo al extranjero.

Willem Frederik Hermans, Au Pair
Editorial: De Bezige Bij © 1989 Willem Frederik Hermans

Pincha aquí para descargar el fragmento completo en formato PDF.

Paulina, una chica holandesa de 19 años, quiere estudiar francés e historia del arte en París. Para financiar su aventura, decide trabajar como au pair. Después de pasar unos días en casa de una extraña familia de abogados donde recibe un trato absurdo, encuentra una casa de amantes del arte con mucho dinero. Allí recibe todo tipo de miramientos y regalos, pero ella empieza pronto a sentirse incómoda. No entiende para qué necesitan sus servicios en una casa donde ni siquiera hay niños y nunca parece haber tareas para ella. Au Pair es un trabajo tardío de Willem Frederik Hermans (1989) que justifica la opinión de los muchos que le sitúan a la altura de Kafka.

19-07-2006 at 10:12

Mank

Herman Brusselmans - MankMank
Herman Brusselmans
Editorial Prometheus © 2002

***

Mank (Cojo), de Herman Brusselmans, salió hace ya casi dos años. Pero no había llegado a mis manos hasta ahora. Para leer los libros de Brusselmans no es necesaria mucha concentración, en dos patadas y varias carcajadas se los ventila uno. Y Mank no es una excepción a esa regla.

Para escribir un buen libro, una de las reglas fundamentales es poseer un estilo propio, como el propio Herman Brusselmans ha dicho en más de una ocasión. Después de más de veinte años en la profesión y una cantidad monumental de libros escritos, no se puede negar que Brusselmans es un estilista, un escritor de pura raza. Un escritor que se dio cuenta muy pronto de que, en esencia, todos estamos solos y que, por lo tanto, nadie puede ir por ahí dando lecciones sobre esta vida. “Nuestras vidas están compuestas de pequeñas decisiones con pequeñas consecuencias”. Mank está construido a base de este tipo de observaciones insignificantes. El protagonista va varias veces al zapatero, se encuentra con su profesor de bádminton, considera la posibilidad de comprarse un coche, decide empezar a fumar Winston en vez de Marlboro…

Liberado de la función aleccionadora que se otorgan otros escritores, Brusselmans puede entregarse por completo a desarrollar su estilo basado en no contar nada. Un estilo rápido y cortante, con una sana dosis de misantropía: “Es una bendición que las formas de interacción entre los seres humanos no evolucionen nunca. Siempre las mismas reacciones, siempre los mismos tics, siempre la misma incomodidad en el trato entre individuos que están hechos de la misma carne, la misma sangre, los mismos huesos”. Pero mientras el cinismo acaba aburriendo, pues tarde o temprano deja entrever resentimiento, Brusselmans parece haber encontrado la paz interior. No intenta ser feliz a cualquier precio, no reparte bofetadas a todo lo que se mueve alrededor suyo y de esta forma su cinismo resulta sobre todo gracioso. Esa es precisamente la mejor cualidad de Mank y de toda la obra de Brusselmans en general: su capacidad para hacer reír.

Gonzalo Fernández

16-09-2005 at 12:10

Mujeres con cerebro

Hace ya algún tiempo que colecciono ceniza ultracongelada. Ya tengo dos cajas llenas y una tercera a medio llenar. La ceniza congelada es una sustancia curiosa. A veces paso una hora mirando una de las cajas abierta sin aburrirme. La ceniza se descongela relativamente despacio, lo cual me parece un aspecto positivo.

Herman Brusselmans, Mujeres con cerebro (Vrouwen met een IQ)
Editorial: Prometheus © 1995 Herman Brusselmans

Para leer el fragmento completo en formato PDF, pincha aquí.

Quizá sea cierto que Herman Brusselmans es un autor menor. Puede que sus textos sean frívolos e instranscendentes y que sus lectores tengan poca capacidad de concentración. Pero después de casi treinta años como escritor profesional y más de cuarenta novelas a su nombre, sigue contando con una legión de fieles seguidores que disfrutan de su cinismo desatado. Mujeres con cerebro pone en ridículo a las niñas ricas sin caer en ningún momento en la zafiedad de lo obvio. El protagonista es el batería de un grupo de pop-rock que congela la ceniza de sus cigarrillos y observa el mundo con ironía y distanciamiento. La afilada pluma de Brusselmans no deja títere con cabeza.

23-06-2005 at 14:56


Subvenciones para editores