Por qué el mundo funciona perfectamente sin mí

23-05-2012 at 20:27 Deja un comentario

Por qué el mundo funciona perfectamente sin míPor qué el mundo funciona perfectamente sin mí
Joost Vandecasteele
Traducción: Gonzalo Fernández
Tropo Editores © 2012

Aterriza en España el enfant terrible de las letras flamencas de la mano de Tropo Editores.

Joost Vandecasteele (pronúnciese /Yoúst Fandecastéile/) es el nuevo vástago de una estirpe de escritores flamencos cuyo representante más ilustre es Herman Brusselmans; narradores que conciben el mundo como una jaula de grillos donde la única forma de mantener la cabeza en su sitio es observarlo todo con distanciamiento, cinismo y grandes dosis de humor; una escuela literaria con una sola consigna: el corsé de la corrección política debe quedarse en el armario. Algunos los descalificarán por irreverentes. Otros dirán que llaman a las cosas por su nombre.

Por qué el mundo funciona perfectamente sin mí es una colección de relatos llenos de referencias cruzadas, sobre el telón de fondo de una metrópolis deshumanizada en la que cualquier habitante de una gran capital reconocerá los aspectos más sórdidos de su ciudad. Con esta premisa, resulta difícil no caer en la tentación de plantarle al libro la ya manida etiqueta de distopía posmoderna. La intención del autor, sin embargo, no es tanto describir un mundo distópico como explorar en clave de humor la búsqueda desesperada de contacto con nuestros semejantes en la era del individualismo extremo y el sálvese quien pueda. Porque los personajes de Vandecasteele tienen más en común con el hombre de hojalata del Mago de Oz (que no tiene corazón, pero le gustaría tenerlo) que con, por ejemplo, los dos matones de El montaplatos de Harold Pinter.

Vandecasteele crea un universo muy parecido al mundo que habitamos en el año 2012, pero donde todo es más exagerado, más violento, más sensual, más delirante. Una detrás de otra se suceden las escenas (dolorosamente) reconocibles para el lector, que se verá en un espejo y experimentará un espectro de emociones que va desde la carcajada hasta la perplejidad, y desde el asco hasta la voluptuosidad. Un libro, en definitiva, no apto para mentes pusilánimes.

Algunas de mis citas favoritas, anotadas a vuelapluma:

Entre que ya no tengo nada más que hacer y todavía no hay nada en la televisión, decido salir otra vez a la calle. De vuelta al lugar donde las personas hacen todo lo posible por evitarse y aún más por ignorarse. De vuelta a una ciudad con falta de espacio, falta de trabajo y a veces hasta falta de oxígeno para poder funcionar en condiciones.

Por lo que a su físico respecta, la mejor forma de describir a esa chica sería como una nevera de grandes proporciones con un microondas encima a modo de cabeza.

Soy un hombre de casi treinta años y llevo la vida de un adolescente de dieciséis. Y mientras nadie diga nada, pienso seguir así.

El alcohol y la libido lo han puesto todo en otra perspectiva: la perspectiva de dejar las preocupaciones para más tarde.

Linda me enseñó la valiosa lección de que no todas las mujeres merecen la pena, de que no todas son criaturas maravillosas y únicas a su manera, por muy borracho que uno esté.

Septiembre ha empezado con temperaturas rigurosas y sin mostrar compasión por sus víctimas. Los ciclos climáticos se han ido al carajo, desquiciando en el proceso nuestra libido, que ya no sabe si viene o si va. Porque donde aún debería haber escotes, lo que encontramos son bufandas, y las piernas desnudas que uno todavía esperaba avistar, caminan ocultas bajo tres capas de medias y un pantalón de medio centímetro de grosor.

De momento, solo he leído recensiones laudatorias de Por qué el mundo funciona perfectamente sin mí, como esta de José Ángel Barrueco, que califica los relatos incluidos en el libro de sorprendentes, deslumbrantes, cómicos, futuristas, cañeros y sórdidos. Comenta, incluso, que Vandecasteele podría convertirse en la sensación (independiente) de la temporada. Los lectores tienen la palabra.

La portada es obra del fabuloso ilustrador Óscar Sanmartín Vargas. Todos los libros de Tropo Editores son objetos de diseño exquisito con los que jamás podrá competir el cacareado libro electrónico.

Joost Vandecasteele firmará ejemplares de Por qué el mundo funciona perfectamente sin mí el próximo jueves 7 de junio, de 19 a 21 horas, en la Feria del Libro de Madrid, caseta 72, librería Tres Rosas Amarillas.

www.gonzalofernandez.es

Anuncios

Entry filed under: Libros, Literatura, Literatura flamenca, Relatos. Tags: , , , , , , .

Milian y los perros vagabundos Los soldados no lloran

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Subvenciones para editores



A %d blogueros les gusta esto: