Cosas para palabras

24-03-2007 at 22:27 1 comentario

Hay una teoría según la cual no pensamos en palabras ni en imágenes, sino en un lenguaje indefinido que posteriormente transformamos en palabras o imágenes. Y es lógico pensar que así es, porque las personas que no saben hablar también tienen pensamientos.

Por otra parte, las personas también pueden hablar sin palabras. El lenguaje de los gestos, por ejemplo, es un idioma que no conoce palabras. También es la forma natural de comunicación de los sordos. Muchos de nuestros pensamientos se desarrollan en un nivel no verbal. Recordamos el tono y contenido de muchos mensajes, pero casi nunca las palabras exactas. Y cuando aprendes un idioma, a menudo tienes la sensación de que las palabras nunca expresan exactamente lo que te gustaría expresar con ellas.

Esto es probablemente lo que indica entre líneas el famoso adagio de Goethe: ‘El hombre miente en cuanto empieza a hablar,’ porque hay palabras para cosas, pero no hay cosas para palabras, como dijo Alberto Magno, maestro de Tomás de Aquino. El lenguaje es limitado. Por citar a los Bee Gees: It’s only words

Alguien que también luchaba continuamente con la limitación de las palabras era Wittgenstein. Para él, el significado de las palabras cobra sentido según el uso que hagamos de ellas, y ese significado nunca es unívoco. Otorgar significado a las palabras es siempre un ejercicio de tanteo en la oscuridad: yo hago como que te entiendo, y tú haces como que me entiendes.

Teniendo en cuenta la limitación de nuestro vocabulario, podríamos decir que nos pasamos la vida intentando meter la realidad que nos rodea en moldes en los que no encaja. En otras palabras, estamos continuamente traduciendo y resolviendo problemas de traducción. ¿Cómo expresar un sentimiento? ¿Son las palabras que elijo un reflejo fiel de lo que quiero decir? Efectivamente, según la mencionada teoría, la traducción es la ocupación más antigua del hombre. Traducimos del llamado mentalese, o lenguaje de los pensamientos, al lenguaje que nos sirve de comunicación con nosotros mismos y con otros. No pensamos en palabras concretas, de modo que hablar, escribir, gesticular y leer también implican una actividad traductora.

El hombre es el animal que traduce, según dijo Geert Lernout, de la universidad de Amberes, en las octavas Jornadas Nacionales de Traducción de Utrecht. Aunque el congreso tenía lugar bajo el lema del humor, parecía decirlo muy en serio, como si fuera algo que le salió del corazón.

Durante esas Jornadas de Traducción también se hizo público que el cincuenta por ciento de la literatura publicada en Holanda y Flandes es traducida, frente a un cinco por ciento en Gran Bretaña y Estados Unidos. Estos hechos (que traducir sea una de las actividades más antiguas del hombre y que en los Países Bajos haya tantas traducciones en el mercado) demuestran que la traducción es algo más que un mal necesario para personas que no conocen un determinado idioma. A fin de cuentas, todos somos traductores.

•••
Adaptación libre de un artículo publicado en Vertalië el 9 de marzo de 2007 por Robbert-Jan Henkes y Erik Bindervoet.

Robber-Jan y Erik son traductores literarios. Entre otras obras, han traducido al neerlandés Lectures on literature de Nabokov, Finnegan’s Wake de James Joyce y la antología de The Beatles.

Vertalië es un blog del periódico NRC Handelsblad.

Anuncios

Entry filed under: Consideraciones lingüísticas, Gonzalo Fernández, Holanda, Holandés, Lenguaje, Neerlandés, NRC Handelsblad, Traducción, Traducción libros, Traducción literaria, Vertalië.

Más honores para Harry Mulisch El mecanismo de la felicidad

1 comentario

  • 1. femslash  |  27-03-2007 en 21:18

    Hola Gonzalo me ha encantado este post me hizo recordar algo que alguna vez en la escuela escuche de algun filosofo o psicologo no recuerdo, que decia que nosotros estabamos atrapados por nuestros sentidos, pero siempre creo que podemos expresar todas las cosas que sentimos con hechos, porque como dices aqui las palabras no son suficientes nunca… Saludos Mona

Trackback this post


Subvenciones para editores



A %d blogueros les gusta esto: